Skip to content

Croquetas de queso y jalapeños

13 de julio de 2017

Croquetas de queso y jalapeño 1

Primero voy con los ingredientes y luego doy las explicaciones oportunas:

El avío como para 20 o 25 croquetas:

  • Tres quesos: manchego semi, parmesano y quesitos tipo mahonés.
  • Un jalapeño en conserva.
  • Mantequilla y aceite de oliva.
  • Un vaso de harina.
  • Tres cuartos de litro de leche.
  • Sal, pimienta y nuez moscada.
  • Para el rebozado: Harina, un par de huevos y pan rallado.
  • Y aceite para freír, claro.

Preguntas frecuentes (faq)

—¿Por qué esos quesos y no otros?

  1. Respuesta a: El queso manchego aporta sabor, el parmesano carácter y el mahonés untuosidad.
  2. Respuesta b: Porque eran los que tenía en la nevera en ese momento.

(Elige la que quieras).

—¿Por qué el jalapeño?

  1. Esa es fácil. Porque el día que las hice necesitaba un empujoncito en el espíritu y el picante no da la felicidad, pero insufla ánimo.

La receta:

Pon en una cazuela que no se pegue una nuez de mantequilla y un par de cucharadas de aceite. Cuando se caliente, añade el vaso de harina. Da vueltas con garbo para impregnar y dorar la harina con la mantequilla y antes de que se hagan grumos ve añadiendo la leche poco a poco y sin dejar de remover hasta tener una crema suave.

(Si te quedan grumos metes la batidora y andando).Croquetas de queso y jalapeño 2

Pon un pellizco de sal, otro de pimienta, un poco de nuez moscada y ve cocinando la harina para que vaya reduciendo.

A los diez minutos puedes añadir uno o dos quesitos y los otros dos quesos rallados. Con unos 50 gramos de cada uno bastará. Y como un cuarto de hora después echas el jalapeño bien picadito. Y todo esto sin dejar de remover en ningún momento, ojo.

Cocina hasta que la masa se despegue claramente del fondo al pasar la cuchara de palo, o un poco antes para que esté bien suave.

Cuando esté, retiras del fuego y la pones en una fuente para que se enfríe.

Y el rebozado, como siempre en plan cadena de montaje:

Pon un plato con harina, otro con un par de huevos batidos y un tercero con pan rallado. Ve cogiendo porciones de masa con una cuchara y le das forma con otra. ¿Cómo? despegando la masa de una cuchara con la otra tres o cuatro veces.

No hace falta que quede muy redonda, porque de ahí va la harina y entonces sí, rebozas, coges con las manos y redondeas. De ahí al huevo batido y del huevo con dos tenedores o unas pinzas al pan rallado y sacas a un contenedor limpio.

Ya sólo queda freír. Aceite muy muy caliente y fritura rápida de pocas en pocas unidades para que no se enfríe, que si no pueden abrirse. Sacas a un plato con papel absorbente y luego a una fuente… y directas a la mesa. Ojo que pican, pero tu espíritu (o como lo quieras llamar) te lo agradecerá.

Y música:

Y si echas el espíritu a lavar, seguro que lo puedes poner a secar al calorcito de cualquier canción de Sigur Rós.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: