Skip to content

Quiche de gorgonzola y jamón

5 de junio de 2015

Quiche de gorgonzola 1Soy consciente de que es normal que con la edad se vaya borrando la memoria inmediata mientras que podemos recitar con seguridad un poema que aprendimos en el colegio o la alineación de la Real Sociedad de aquellos bigotudos que ganaron dos ligas. Pero es que últimamente olvido las cosas con un chasquido de dedos y, sin embargo, el otro día me sorprendí recordando todos los componentes de un olvidado grupo de rock americano de los 80 nada más poner el disco.

Este rollo venía a que hice esta quiche hace unas semanas, la fotografié y ahora soy incapaz de recordar cómo mezclé los ingredientes. Supongo que será así…

Memorizando:

– Un rollo de pasta brisa (eso es lo evidente).

–Un bote pequeño de nata líquida y un par de huevos.

–Unos 100 gramos de gorgonzola y unos taquitos de jamón serrano.

–Media cebolleta.

–Aceite de oliva y unas hojitas de albahaca.

Tirando del hilo:

Picamos muy fina la cebolleta y la rehogamos a fuego suave en dos cucharadas de aceite hasta que esté transparente. Entonces vertemos la nata en la sartén y cuando comience a reducir echamos el queso y dejamos que se funda. Justo al final añadimos los tacos de jamón, le damos unas vueltas un par de minutos y lo retiramos del fuego.Quiche de gorgonzola 2

Dejamos que se enfríe y lo mezclamos con los dos huevos batidos y las hojas de albahaca picadas.

Mientras, sacamos la pasta brisa, la desenrollamos y la ponemos en un molde ajustándola con los dedos y cortando lo que salga por los bordes. También hacemos unos agujeritos en la base con un tenedor. Un truco: Yo suelo poner papel de horno en el fondo del molde para que luego sea más sencillo desmoldar.

Metemos la masa en el horno a 180 grados gurante unos 10 minutos para que empiece a dorarse. Hay quien le pone peso en el fondo para asegurarse de que no suba, pero no suele ser necesario.

Cuando empieza a tomar color sacamos la masa del horno, vertemos la mezcla en ella y de vuelta al horno hasta que la parte superior esté bien tostada, unos veinte minutos bastarán.

Listo. Yo la prefiero fría, pero se puede comer caliente, templada, fría o como nos apetezca.

Y la música:

Por cierto, el grupo olvidado de los 80 del que recordaba todos sus miembros era Guadalcanal Diary: Murray Attaway, Jeff Walls, Rhett Crowe y John Poe. Y ahora que me acuerdo no sonaban nada mal.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: