Skip to content

Ensaladilla de cangrejo y encurtidos

29 de mayo de 2015

ensaladilla de cangrejo 1

Después de un par de meses de locura laboral por culpa de las elecciones, por fin algo más –tampoco mucho más– de la mitad de los electores acudieron el domingo pasado a la cita con las urnas y ahora ha empezado la locura laboral con los pactos, las sillas, los encuentros y desencuentros… No sé que es peor… El caso es que entre promesa y promesa encontré unos minutos para cocinar algo. Solo unos minutos, por lo que esto es casi una ensaladilla de emergencia.

El avío para unas cuatro personas (y si sobra para el día siguiente):

–Seis patatas nuevas.

–Un par de huevos.

–Una lata de carne de cangrejo (por eso de las prisas).

–Los encurtidos: Los que queráis, en este caso tres o cuatro cebollitas, unos pepinillos, unas aceitunas rellenas de anchoa y un puñadito de col lombarda.

–Mayonesa con un huevo, un vasito de aceite de oliva, un chorro de zumo de limón y sal.

–Aceite de oliva y sal.

A ello, sin entretenernos.

Ponemos a cocer las patatas sin pelar en agua hirviendo con sal y, en el fuego pequeño de al lado, los huevos.

Mientras cuecen las patatas hacemos la mayonesa bien sencilla: Cascamos un huevo en el vaso de la batidora, añadimos el aceite, el zumo de limón y un pellizco de sal y batimos sin mover la batidora del fondo hasta que ligue todo y luego con garbo hasta que quede fetén.

Cuando las patatas y los huevos estén cocidos, lo que comprobamos atravesando las primeras con una puntilla (mejor las patatas porque los huevos no se dejan), los retiramos del fuego, los dejamos enfriar y luego picamos los huevos por un lado y pelamos y aplastamos las patatas con un prensapatatas o un tenedor por otro.

Picamos los encurtidos finitos y lo mezclamos todo: Las patatas prensadas, la carne de cangrejo, los encurtidos, el huevo picado y la mayonesa.

Probamos, rectificamos de sal o de aceite y lo metemos en la nevera para que se enfríe bien. Podemos ponerle unas huevas para adornar y darle un toque.

Cuando se acaben las promesas y volvamos a casa tendremos la ensaladilla esperando para aliviar los desengaños.

Y la música:

Ya sé que no he dicho lo que hacía de aquí para allá durante la campaña electoral, pero tampoco es tan interesante. Sí lo es lo que iba escuchando en el coche en todo ese tiempo, el nuevo disco de Christina Rosenvinge, ‘Lo nuestro’, que con un rollo entre new folk, postpunk o esos cánticos cherokees me tiene hipnotizado. Al contrario que otros artistas que van perdiendo la magia según se van alejando de su primer disco, la Rosenvinge es mejor cuanto más poso.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: