Skip to content

Bacalao con humus y su pil pil

29 de enero de 2015

bacalao con humus y su pil pil

Esto podría parecer un potaje de Semana Santa reorganizado, que no deconstruido, por eso el mejor momento para publicarlo es ahora que aún queda tanto para la fiesta más ‘gore’ del calendario, sea abolida o no en el futuro…

Avío para cuatro personas:

–Un par de lomos de bacalao en salazón.

–Un par de dientes de ajo y unas hojas de espinaca.

–Pipas de girasol.

–Aceite de oliva.

Y para el humus:

–Un bote de garbanzos cocidos.

–Dos chalotas y un diente de ajo.

–Semillas de sésamo, una pizca de pimentón y otra de comino (si os gusta).

–El zumo de medio limón.

–Aceite de oliva y sal.

Manos a la obra:

Parecen muchas cosas, pero es una receta muy sencilla. Hay que empezarla 48 horas antes, desalando el bacalao. Lavamos bien los lomos, los ponemos en un recipiente cubiertos de agua fría y a la nevera, cambiando el agua cada doce horas, más o menos.

Empezaremos por hacer un humus muy simple y muy fácil. En un vaso de batidora ponemos todos los ingredientes: los garbanzos cocidos, las chalotas (o una cebolleta) y el ajo picados, un buen chorro de aceite de oliva, el zumo de medio limón, las semillas de sésamo y los pellizcos de pimentón y comino. Batimos muy bien, hasta que queda una crema suave y al final probamos y rectificamos de sal. Listo. Para este plato necesitamos que no quede contundente, así que si está espeso podemos rebajarlo con un chorrito de agua. Reservamos.

Y el bacalao tampoco tiene mucho secreto: Ponemos una sartén al fuego con cuatro cucharadas de aceite de oliva. Laminamos los ajos, los doramos en el aceite y los retiramos. Ahora bajamos el fuego al mínimo y cuando esté el aceite caliente pero sin hervir ponemos el bacalao en trozos. Primero por el lado sin piel. Dejamos que se haga a fuego muy lento unos cinco minutos, soltando toda su gelatina en el aceite. Le damos la vuelta y lo hacemos por el lado de la piel hasta que se empiecen a separar las lascas. Retiramos las piezas de bacalao con cuidado de que no se rompan a un plato con papel absorbente y reservamos.

Ya solo queda hacer el pil pil: Ladeamos la sartén y con un colador batimos con dinamismo, energía y buen rollo el aceite y la gelatina hasta que se ligan en una salsa esponjosa.

Montamos muy rápido: Ponemos en cada plato un cacillo de humus, un par de piezas de bacalao y unas tiras de espinacas crudas aliñadas con un rayo de aceite y sal. Regamos con el pil pil y espolvoreamos un pellizco de pimentón y unas pipas de girasol antes de que se enfríe. Corriendo a la mesa…

Minutos musicales de estreno:

Después de algunos adelantos que nos han abierto mucho el apetito, The New Raemon acaba de publicar su nuevo disco, ‘Oh, rompehielos’. Las canciones ya han estado sonando por ahí en la red y esta misma semana ha aparecido el primer videoclip. Curioso, divertido y poético. Esto es ‘Reina del Amazonas’, una canción de amor.

Anuncios
2 comentarios leave one →
  1. 29 de enero de 2015 9:34

    Me gusta la combinación. Con lo que me gustan el bacalao y el hummus y no había pensado en juntarlos.
    Graias por la receta 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: