Skip to content

Alubias rojas con andarillas

16 de enero de 2015

Alubias rojas con andarillas

Este plato nació de una profunda reflexión. Concretamente después de abrir la despensa y ver que solo tenía un paquete de alubias rojas, un bote de setas deshidratadas (andarillas por más señas) y algunas verduras. La providencia me había dado los ingredientes, así que me dispuse a mezclarlos. Y quedó muy rico.

Ingredientes:

–Un paquete de alubias rojas de medio kilo.

–Un bote de andarillas deshidratadas (valdrá cualquier otra seta).

–Una cebolla, dos dientes de ajo, un tomate, dos zanahorias y un par de patatas.

–Una cucharadita de pimentón de la Vera, sal y aceite.

Al lío:

Lavamos bien y ponemos las alubias en remojo en agua fresca. Retiramos las que estén rotas o vacías y a la mañana siguiente repetimos la operación con las que se hayan abierto.

Abrimos el bote de andarillas. Seleccionamos la mitad más o menos, las más bonitas, que utilizaremos enteras, y las reservamos. El resto las machacamos bien hasta casi pulverizarlas.

Picamos la patata y los ajos y los sofreímos en tres cucharadas de aceite de oliva a fuego suave con una pizca de sal. Cuando la cebolla esté translúcida añadimos el tomate pelado y picado, le damos unas vueltas y echamos la cucharadita de pimentón y el polvo de andarillas.

Cuando el sofrito esté listo añadimos un litro y medio de agua fría, más o menos, y las alubias y dejamos cocer a fuego suave.

Cuando lleven una hora cociendo echamos el resto de andarillas (sin hidratar, a pelo) y las zanahorias en dados y a las dos horas hacemos lo mismo con las patatas enteras, simplemente peladas y lavadas. Con dos horas y media de cocción total será suficiente, aunque depende de las alubias. Si en ese tiempo no están tiernas las dejamos media horita más haciendo chup-chup.

Cuando el guiso esté listo podemos usar las patatas aplastadas para engordar el caldo a nuestro gusto, o simplemente partirlas y poner un trocito en cada plato.

Un buen vino tinto y tenemos un platazo apto para todos los públicos, y sobre todo para vegetarianos amantes de la cuchara.

Minutos musicales:

Otro de los regalos musicales del defenestrado 2014 ha sido el nuevo disco de Maria Rodés, ‘Maria canta copla’, en el que recupera y reivindica algunas de las canciones más intensas del cancionero popular desde una óptica entre pop y experimental (¿free pop?). A mí, salvando los océanos de distancia, me ha recordado un poco a aquellos ‘Boleros enfermos de amor’ que cantaba Corcobado hace más de veinte años. Buenos recuerdos.

Para no dejaros con el come-come enlazo también uno de los bolerazos de Javier. Mi preferido: ‘Pídele a Dios que me muera’.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: