Skip to content

Brandada de bacalao y algas

8 de enero de 2015

Brandada de bacalao y algas

Prueba superada. Por fin terminaron las navidades y ya no tenemos que repartir ilusión, sonrisas y regalos… Se acabaron los atracones y llega el tiempo de las ensaladas y las verduras hervidas, que saben a gloria después de tanto langostino y corderazo. Como supongo que ya habréis hecho examen de conciencia y hasta os habréis atascado con los propósitos para el año nuevo no voy a insistir en eso. Ahora ya podemos cocinar sin estrés y comprometernos solo a taparnos con la mantita y leer un rato lejos del estruendo de los villancicos.

Si buscáis por ahí en libros o por la red encontraréis un montón de recetas de brandada de bacalao diferentes, con nata, patata, leche, pan, bechamel… Esta, mejor o peor, es la mía, y le he puesto unas algas wakame para darle un toque más de color y más de mar…

Ingredientes:

–Medio kilo de bacalao en salazón o desalado.

–Un puñadito de algas wakame deshidratadas.

–Una patata (opcional).

–Nata líquida (opcional).

–Unas rebanadas de pan.

–Aceite de oliva.

La receta:

Es muy sencilla, pero hay que ir por partes. Si usamos bacalao desalado nos ahorramos el paso de desalarlo nosotros. Si no, depende de lo grueso que sea lo supergimos en agua fresca, lo tapamos y a la nevera. Si son migas, con un día cambiando el agua una vez es suficiente. Si son lomos gruesos, serán necesarios tres días cambiando el agua dos veces al día.

Segundo paso prebrandada: Por un lado, cocemos una patata hasta que esté bien tierna y la reservamos. Por otro, hidratamos las algas en agua fría al menos media hora.

Vale, ya tenemos el bacalao desalado, la patata cocida y las algas rehidratadas. Hacer la brandada en sí es lo más sencillo.

Ponemos tres cucharadas de aceite en una sartén a fuego muy bajo. Cuando se empiece a calentar colocamos el bacalao sin piel y dejamos que se haga poco a poco mientras suelta la gelatina. Cuando se empiece a separar en lascas lo retiramos del fuego, ponemos el bacalao, la gelatina que ha soltado y el aceite en el vaso de la batidora y batimos bien.

Ahora es cuando entran en juego la patata y la nata, que yo uso solo para engordar o adelgazar la crema de bacalao hasta que tiene la textura que me gusta. Suave, pero firme. Así que si queda muy líquida le ponemos un poco de patata, y si queda demasiado espesa lo compensamos con un poco de nata.

Cuando tenemos la brandada a nuestro gusto le echamos un puñadito de algas bien picadas y batimos otra vez para que coja un poco de color verde, que mola.

Catamos y rectificamos de sal, tostamos unas rebanadas de pan… y a la mesa.

Y un poco de música:

Creo que es de justicia empezar este 2015 recomendando una de las canciones que más me han gustado del 2014 que termina. Así que este ‘Every Other Freckle’ del último disco de Alt-J puede venir bien:

 

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: