Skip to content

Arroz con higaditos y coliflor

28 de noviembre de 2014

arroz con higaditos 1

Hace algunas semanas me pasó algo muy curioso y que aún me tiene fascinado. Un encuentro casual en la red que ha servido para recuperar una parte de mi memoria, de recuerdos ya casi olvidados y con ellos una hilera de sentimientos, emociones, momentos, imágenes, olores y sabores. Me explico: La hermana de un viejo amigo de la facultad de periodismo contactó conmigo a través de Facebook para incluirme en un grupo de WhatsApp de los compañeros y en solo unas horas me reencontré con un montón de personas que en un momento de mi vida fueron casi mi familia. Con algunos había mantenido más o menos el contacto, pero de otros no sabía nada desde hacía mucho tiempo.

Al pensar en aquellos años en Madrid regresé al piso de estudiantes y de forma automática me llegó el sabor del que fue en aquel tiempo el plato estrella de la casa: el arroz con higaditos. La razón es muy simple, en ese tiempo de apreturas económicas era lo más barato que se podía encontrar en el mercado de La Cebada para alimentar a una jauría de lobos. Hoy sigue siendo igual de barato e igual de sabroso, aunque lo he tuneado un poco…

Y se lo voy a dedicar a Isi, al Pelos, al Chulo, las Anas, Susi, Silvia, Sebas, Mikel, Vicen, Óscar, Valen, Txapela, Nacho, Lucky, Carmen, Candi, Mónica… y a Pilar, por supuesto.

Ingredientes como para cuatro personas, por ejemplo:

–Arroz redondo.

–Caldo de pollo.

–Unos 300 gramos de higaditos de pollo.

–Un puñado de judías verdes y tres o cuatro ramas de coliflor.

–Un par de chalotas y otro par de dientes de ajo.

–Sal, aceite y un pellizco de hebras de azafrán.

Al lío:

Es muy sencillo. Primero lavamos bien los higaditos y los limpiamos de venas. Los picamos en dados y los reservamos en dos montones iguales. La mitad se harán después con el arroz y saltearemos los restantes.

Empezamos por el arroz: Picamos las judías verdes y desmenuzamos la coliflor y lo ponemos todo a rehogar en una olla de hierro o un wok con un par de cucharadas de aceite y un pellizco de sal. Sofreímos diez minutos y añadimos la mitad de los higaditos, unas vueltas más y enseguida echamos cuatro vasitos de arroz, uno por barba. Otras cuantas vueltas con la cuchara de palo y añadimos las hebras de azafrán y ocho vasitos de caldo de pollo caliente y medio más de regalo. Probamos a ver cómo está de sal y dejamos que se vaya haciendo.arroz con higaditos 2

Mientras el arroz se bebe el caldo picamos las chalotas y los dientes de ajo y los salteamos con el resto de los higaditos y otro pellizco de sal. No hay prisa, que no se tarda nada.

Cuando el caldo se haya consumido por completo probamos el arroz. Si está lo retiramos del fuego y si le falta un poco añadimos medio vasito más de caldo.

Listo. Abrimos una litrona para recordar viejos tiempos, servimos arroz e higaditos salteados por encima en cada plato y nos lo comemos con hambre de años de ausencia.

Y la música:

Si me pongo a pensar en los años de la Complu y el Madrid en ebullición hay dos grupos que empiezan a sonar inmediatamente en mi cabeza: Los Enemigos, con los que di tantas vueltas, y Los Coyotes, que me llevan a algunos de los momentos más felices de mi vida. Por eso los he elegido a ellos:

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: