Skip to content

Pastel de merluza y mejillones

1 de agosto de 2014

pastel de merluza y mejillones 1

A punto de coger un barco para salir de vacaciones y después un montón de kilómetros de carretera por delante, así que hay que tomar impulso y comenzar con el estómago lleno tirando de despensa.

Ingredientes:

– Cuatro patatas y una zanahoria.

– Tres huevos.

– Un par de filetes de merluza.

– Una lata de mejillones.

– Un puñado de espinacas.

– Sal, mantequilla y un poco de mayonesa.

Vamos espabilando:

El único secreto que tiene este plato es el punto de cocción del pastel. Lo demás es coser y cantar.

Cocemos las patatas y las zanahorias con piel unos 25 minutos o media hora, hasta que estén blandas. Dejamos enfriar un poco, retiramos la piel y trituramos bien con un tenedor o un aplastapatatas, hasta que quede una masa. Picamos los filetes de merluza crudos y los mejillones de la lata. También las espinacas, muy finas, y lo añadimos todo a la masa de patata. Ya solo falta batir los huevos y sumarlos también. Probamos y añadimos sal al gusto. Si nos gusta podemos echar también un chorrito de salsa de soja y un poco de orégano picado.

Echamos la masa en un molde de horno untado de mantequilla. Yo le suelo poner al molde una lámina de papel de horno que asome por los lados para después facilitar el desmoldado. Calentamos el horno a 180 grados y colocamos el molde en otro mayor al baño maría entre 30 y 40 minutos, según el horno.Pastel de merluza y mejillones 2

La forma de asegurarnos de que el pastel está cocido es sacarlo y pincharlo con un cuchillo. Si sale muy húmedo es que aún le falta y si sale muy seco probablemente nos hemos pasado. Yo suelo probar a la media hora y siempre tengo que dejarlo unos minutos más, pero me gusta que el cuchillo salga un poco –solo un poco– húmedo para que pastel quede más esponjoso. Aunque así luego hay que ser más delicado a la hora de desmoldar, con la ayuda de una puntilla, cortar y servir.

Una vez cocido el pastel lo sacamos del horno, enfriamos y metemos en la nevera, que ahora en verano viene bien un plato fresco. Servimos ya frío con un poco de mayonesa. Yo le he puesto también un par de boquerones en vinagre, pero eso ya es por fardar…

Y una canción cometa:

Como decía al principio, me espera un largo viaje en los próximos días, así que me he estado grabando una banda sonora con un poco de todo, pero me ha dado por las versiones, tanto españolas como inglesas, francesas, italianas o brasileñas de canciones de todas las épocas. Y en esta alforja no podía faltar la maravilla que hizo Beck del clásico ochentero ‘Everybody’s gotta learn sometime’, de The Korgis, para la inolvidable película –a pesar del título– ‘Olvídate de mí’, de Michel Gondry. Es para mí una ‘canción cometa’, porque, como el Halley, me vuelve a la memoria cada cierto tiempo, tan pronto se aleja como la tengo girando unas semanas a mi alrededor, para luego volver a perderse en el espacio…

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: