Skip to content

Calamares en salsa de setas

20 de diciembre de 2013
tags: ,

calamares en salsa de setas 1

Me he despertado con tos, congestión, fiebre, dolor muscular, malestar… debo de tener una rara enfermedad tropical o gripe, una de dos. Menos mal que ya tenía los calamares en la nevera virtual y un caldito de pollo en la real. Hice esta receta con anillas de calamar congeladas, que también existen, espero que nadie se escandalice. Así que para comenzar hay que esperar a que se descongelen. Pido perdón si la congestión me hace escribir con tono nasal y pongo debolla, en lugar de cebolla, o cosas así.

Ingredientes para dos personas:

-Unos 300 o 400 gramos de anillas de calamar por barba.

-Setas, en este caso shiitake, que son las que encontré en el mercado y me gustan porque tienen cuerpo. Una docena, más o menos.

-Una cebolla, un tomate y dos dientes de ajo (unas rodajas de guindilla, opcionales).

-Un vaso de caldo de pescado (lo hice con la raspa de una caballa devorada el día anterior), cebolla y un chorrito de vino blanco.

-Un par de hojas de romero picadas (vale tomillo o cualquier otra hierba que os inspire), pimienta negra molida, sal.

-Pan, para mojar la salsa.

calamares en salsa de setas 2

Receta:

Ya sé que me pongo muy pesado, pero, como siempre, empezaremos por el sofrito: Picamos la cebolla, un tercio de las setas y un diente de ajo y los echamos a rehogar en una olla a fuego medio con dos cucharadas de aceite y un pellizco de sal. Cuando la cebolla esté translúcida añadimos el tomate cortado, sin piel ni semillas, y cocinamos hasta que se empiece a deshacer. Entonces añadimos el caldo de pescado –si no tenemos, también podemos hacerlo con un vasito de vino o brandy y cuando se evapore el alcohol echamos un poco de agua–, y las anillas y cocinamos hasta que estén bien tiernas (lo normal son unos 40 minutos, pero depende mucho del tamaño, así que lo mejor es ir probando hincando el diente).

Mientras se hace el calamar fileteamos el resto de las setas, un poco de guindilla fresca  y el otro diente de ajo, las salteamos en una sartén con aceite de oliva y una pizca de sal y de pimienta hasta que se doren y reservamos.

Cuando el calamar esté listo, lo sacamos a un plato con ayuda de un tenedor y batimos bien la salsa con la batidora. Si queda muy espesa siempre se puede añadir un poco de agua. Al gusto de cada cual. Probamos el mejunge, rectificamos de sal y volvemos a reunir a la familia: Los calamares con las setas y su salsa en la misma olla. Rehogamos otros cinco o diez minutos para que se mezclen bien los sabores y ya podemos llevarlo a la mesa, ojo, sin olvidar el pan.

Música:

Cuando me despierto así, en plan febril, me suelo acordar de una mañana de verano de hace cuatro o cinco años en que estaba igual. Ese día actuaba Patti Smith con su banda en Madrid y no quería perdérmelo por nada del mundo, así que me hice el sueco y me levanté como si nada. Me pasé la mañana arrastrándome y por la tarde intentando bajar la fiebre a base de cerveza fría. No funcionó muy bien, pero no falté a mi cita con Patti. Fue más o menos así:

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: