Skip to content

Albóndigas en salsa de piquillos

13 de diciembre de 2013

Imagen

Hace frío. Es normal. Estamos en diciembre. Pero no hay frío al que un buen plato de albóndigas no pueda derrotar. Yo soy fan.

Ingredientes para cuatro personas:

-Tres cuartos de kilo de carne de ternera picada.

-Una cebolla, un puerro, un diente de ajo y dos tomates.

-Cuatro o cinco pimientos del Piquillo en conserva.

-Una rebanada de pan mojada en leche.

-Un huevo.

-Harina.

-Aceite de oliva, sal, pimienta y una ramita de romero.

Receta:

Empezaremos por donde siempre: haciendo un buen sofrito. Picamos la cebolla, el puerro y el ajo y los rehogamos en una olla a fuego medio con una pizca de sal hasta que la cebolla esté transparente (o translúcida, que sería más correcto). Añadimos entonces los dos tomates picados sin piel ni semillas y cocinamos hasta que se deshagan.

Mientras la cocina se llena del olor del sofrito cogemos un bol y mezclamos muy bien la carne picada con la rebanada de pan mojada en leche, el huevo batido, una pizca de sal, un poco de pimienta recién molida y un par de hojitas de romero picadas.

Cuando esté el sofrito, retiramos una cuarta parte (a ojo) y lo mezclamos también con la carne. El resto lo echamos en el vaso de la batidora y lo batimos bien con los pimientos del Piquillo hasta que queda una salsa suave y bien ligada. Si queda muy espesa le podemos añadir un vasito de caldo o agua, porque como luego la volveremos a cocinar necesita líquido para que reduzca un poco.

Vamos a por las albóndigas. Ponemos una sartén en el fuego con aceite de oliva y al lado la olla con la salsa y otras dos o tres hojitas de romero a fuego suave. Vamos cogiendo puñaditos de carne, hacemos pelotas, las rebozamos en harina, las sacudimos bien y las doramos en la sartén. Según se vayan dorando las sacamos directamente a la olla de la salsa y vamos echando más albóndigas al aceite hasta que las friamos todas.

Ya tenemos todas las albóndigas en la salsa con un color rojo espectacular y entonces las cocinamos media horita más hasta que estén bien suaves. Ojo, hay que remover con mucho cuidado para que no se rompan, así que es mejor ir sacudiendo la olla que meter el cucharón de palo.

Si al servir añadimos unas patatas en dados bien doraditas por encima y lo acompañamos con un trozo de pan y un vasito de vino tinto ya puede arreciar el frío en Invernalia, que no temeremos ni al aullido de los lobos ni a los mismísimos caminantes blancos.

Otros platos de albóndigas en Comidiario: flop

Minutos musicales:

Hace frío. Ya lo he dicho. Pero hoy me he levantado con el soniquete dulce y cálido de esta canción en la cabeza. La he reconocido enseguida. Es ‘Boy with a coin’ de Iron & Wine. Tiene un videoclip precioso y eso es una trampa, porque una vez que lo ves ya no puedes escuchar la canción sin que se te aparezcan las guapas bailaoras en la cocina. Lo he advertido:

Anuncios
2 comentarios leave one →
  1. 9 de mayo de 2014 12:36

    Tiene muy buena pinta, me ha llamado la atención el hecho de que mezcles una rebanada de pan con leche a la masa de las albóndigas, debe estar bueno. Yo las hago con pan rallado con ajo y perejil.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: