Skip to content

Sepia en su tinta

31 de octubre de 2013

Sepia en su tinta 1

No quiero engañar a nadie. Lo de ‘su tinta’ es una licencia poética, o una convención, como queráis. En realidad las sepias eran baleares, según me informó la pescadera, y en los sobrecitos de tinta ponía que procedían de una empresa de Pontevedra. Una vez concluidas mis pesquisas podía haber titulado el plato ‘Sepias en la tinta de otras sepias a las que nunca llegaron a conocer’, pero elegí la corrección política.

Y un poco de rollo nostálgico, que siempre gusta: Las sepias (o calamares o chipirones) en su tinta eran el plato preferido de mi padre, así que nunca faltaban en las cenas de Navidad en casa cuando era pequeño, haciéndole la competencia al cordero asado. Este sí que es un sabor de la infancia total. La receta es más o menos la de mi madre, con algunas variaciones.

Ingredientes para dos personas hambrientas:

-Dos sepias limpias.

-Un par de sobrecitos de tinta.

-Una cebolla y cuatro tomates.

-Un diente de ajo y una guindilla.

-Un vaso de vino blanco.

-Aceite de oliva y sal.

-Pan, para mojar la salsa después.

Sepia en su tinta 2

Receta:

La verdad es que este plato no tiene muchos secretos, pero necesita un poco de paciencia y mucho cariño para que salga bien. Si no, puede ser un desastre.

Lavamos las sepias, separamos la cabeza y retiramos el pico con un cuchillo.

Picamos la cebolla y pelamos y picamos también los tomates.

En una olla normal ponemos tres o cuatro cucharadas de aceite de oliva y rehogamos la cebolla, con dos pellizcos de sal, hasta que se transparente. Añadimos entonces el tomate picado y seguimos rehogando hasta que se ponga blandito. Echamos el vaso de vino blanco y cuando se evapore el alcohol le llega la hora a las sepias, cuerpo y tentáculos. A mí me gusta ponerlas enteras, porque reducen mucho y es la mejor forma de, al final, cortar los trozos del tamaño que nos parezca mejor.

Las dejamos cocer una hora a fuego lento y tapadas. Cuando estén tiernas las sacamos de la olla y las troceamos. Por otra parte vamos a batir el resto. Si vemos que ha quedado demasiado líquido, retiramos parte del caldo con un cacillo antes de enchufar la batidora, que si luego queda la salsa muy suelta ya no hay manera de arreglarla bien. Cuando esté todo batido echamos los dos sobres de tinta y volvemos a batir. En este momento es cuando hay que añadir más caldo del que habíamos retirado si fuera necesario (normalmente no lo será) y probar y rectificar de sal.

Volvemos a poner en la olla la salsa y la sepia cocida y troceada y dejamos que haga un chup chup suave unos diez minutos removiendo bien para que todo ligue como tiene que ligar.

Entre que terminamos de cocer y ponemos la mesa y abrimos el vino… cortamos unas láminas de ajo y unas rodajitas de guindilla, que servirán para adornar el plato y para darle gusto a los amantes del picante, y las salteamos con una cucharadita de aceite.

Este es un plato muy recomendado para rendir la resistencia de una persona a la que pretendamos y no nos haga caso. Es irresistible. Eso sí, cuidado con los dientes, que la tinta es tinta y mancha.

Y el acompañamiento musical:

La semana pasada andaban todos mis amigos empalmados en con el concierto de Lisa & the Lips en Madrid, al que mi retiro insular no me dejó asistir. Se pasaron el día siguiente chinchando a través de las redes sociales y yo sufriendo. Los vídeos que se han colgado por ahí de esa noche no es que suenen muy bien, pero por lo menos se puede intuir lo que fue el concierto. Ahí queda:

Antes y después de Madrid han estado en un montón de ciudades y para los que se os haya abierto el apetito aún tenéis oportunidades para disfrutar de su soul arrollador: hoy jueves en la sala Stereo de Alicante, mañana en la sala Rojas de Murcia y el sábado en el Monkey Week del Puerto de Santa María, no os lo perdáis.

Anuncios
4 comentarios leave one →
  1. 31 de octubre de 2013 13:35

    Genial receta y mejor música. Un abrazo,

    Laura.

  2. Paulina Cocina permalink
    31 de octubre de 2013 19:01

    Que lindo tu blog, querido, me encantó. Son muy buenos tus relatos, y yo también soy beatlera…
    Te dejo mi videoblog, que es un poco delirante. Miratelo, por ahí te gusta y todo!
    Petons.
    http://www.paulinacocina.net/pan-con-tomate/1568

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: