Skip to content

Alitas asadas al ketchup (casero)

5 de septiembre de 2013

Image

Poco después de comer y mientras estábamos recogiendo la mesa, el pequeño Dani, de seis años, me preguntó que cuándo iba a volver a hacer alitas, que estaban riquísimas, y me pareció que no había mejor aval para un plato, así que lo voy a publicar en plan monárquico: lleno de orgullo y satisfacción.

Ingredientes:

-Alitas de pollo (lógico).

-Para el ketchup: Medio vaso de tomate frito, vinagre, mostaza, salsa de soja y especias, en este caso pimienta negra y blanca molidas, pimentón, orégano y romero molidos y coriandro (se pueden improvisar otras).

Receta:

Vamos a empezar con el ketchup: En el medio vaso de tomate frito echamos un buen chorro de vinagre, una cucharada de mostaza, un chorro de salsa de soja y un pellizco de cada una de las especias, las pimientas, el pimentón, las hierbas aromáticas y el coriandro.

Lo batimos bien con el tenedor y lo probamos. Si ha quedado un poco ácido podemos corregir la acidez con una cucharada de azúcar. También le podemos poner un poco de picante al gusto.

Mezclamos el ketchup con las alitas, que previamente hemos lavado y retirado con una puntilla el exceso de piel y de grasa. No se trata de que las alitas naden en la salsa, vale con que se impregnen… Lo dejamos marinar un par de horas removiendo de vez en cuando con dos cucharas.

Precalentamos el horno a 180 grados, colocamos las alitas en una fuente y las asamos unos cuarenta minutos, veinte por cada lado. Yo la verdad es que lo hago a ojo. Cuando están bien doradas por un lado les doy la vuelta y cuando están por el otro las saco y directamente a la mesa. Podemos acompañar con una ensalada verde y fresca. Fácil y rápido.

Si no te convence esta receta puedes probar con esta otra: flop.

Música rápida:

Hace unas semanas que vengo escuchando a este grupo de chicas londicenses de postpunk revival, o de postpostpunk, como queráis: Savages. A veces dan un poco de miedo, porque puede parecer que estás escuchando a unos Joy Division redivivos, aunque más guitarreros. Incluso la cantante, Jehnny Beth, de voz y mirada intensas, tiene un perturbador toque a Ian Curtis.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: