Skip to content

Ensaladilla de sepia con vinagreta de tinta

21 de agosto de 2013

Image

Ayer tuve la primera mañana libre en mucho tiempo y me cundió un montón. Primero fui a cortarme las greñas y a quitarme la barba de náufrago que acumulé durante las vacaciones -ahora parece que tengo la cabeza más grande-, y ya con la pelota saneada y sin tener que retirarme el flequillo de los ojos cada tres por dos me puse el delantal y cociné para toda la semana. Tenía un par de sepias en la nevera. Suelo hacerlas a la plancha, pero me apetecía algo más veraniego, así que miré qué había por casa y esto fue lo que salió…

Ingredientes para cuatro personas:

-Dos sepias.

-Dos patatas grandes y una zanahoria.

-Dos huevos.

-Dos pimientos del piquillo asados y una docena de aceitunas rellenas de anchoa.

Para la vinagreta: Aceite, vinagre de Jerez, sal y un sobrecito de tinta de calamar.

A ello:

Primero ponemos a cocer los huevos y las patatas en dos cazos. Los huevos enteros, claro, las patatas las pelamos, lavamos y cortamos en dados. Las cocemos con agua y sal. También podemos cocer la zanahoria, aunque a mí me gusta echarla cruda para que dé un toque crujiente. A gusto del consumidor.

Limpiamos las sepias, retiramos el pico y reservamos los tentáculos. Cortamos el cuerpo en dados y los salteamos en una sartén con aceite de oliva y un puñado de sal hasta que estén tiernos y un poco dorados. Después salteamos también los tentáculos, que nos servirán para adornar el plato.

Mientras terminan de cocer las patatas hacemos la vinagreta en un minuto: Echamos en un biberón medio vaso de aceite, una cucharadita de vinagre, otra de sal, el sobre de tinta y agitamos al ritmo de la música que nos hayamos puesto -yo tenía un disco de éxitos de la Movida-.

Ya solo queda juntarlo todo: Cogemos un bol grande y bonito y echamos las patatas cocidas una vez atemperadas, la sepia salteada y los huevos duros picados. Añadimos la zanahoria cruda, los pimientos asados y las aceitunas todo muy picado y un chorro de aceite de oliva virgen. Removemos, probamos para ver si necesita sal y lo metemos en la nevera hasta la hora de comer.

En la mesa que cada uno se eche vinagreta al gusto y que se abra una cervecita.

Música:

Como estaba con el rollo ochentero me acordé de mi amigo Iván Doménech, músico, amante del buen yantar y siempre metido en multitud de proyectos. Me lo encontré minutos antes del último concierto de Ressonadors en Ibiza, donde toca la guitarra, y me dijo que a ver cuándo hacíamos una de las comidas del bloc. Uno de esos proyectos es ¿Te acuerdas del pop español?, un grupo de revival de todas esas canciones que descansan en la memoria colectiva de nuestra generación. Entre ellas no podía faltar ‘La chica de ayer’, que aquí toca en acústico junto al maestro Joan Barbé:

Anuncios
2 comentarios leave one →
  1. 21 de agosto de 2013 10:01

    Me apunto la receta, ya te diré cositas…
    Si necesitas un pinche para el día de la comida del bloc, avisa. Traeré una caja de cerveza.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: