Skip to content

Quiche de brécol y nueces

22 de mayo de 2013

Quiche de brécol 1

Un estrés de semana, así que no me voy a liar mucho en la cocina: Una quiche de brécol muy rica y que vamos a hacer de la forma más sencilla posible. En dos patadas está.

Ingredientes:

-Podemos hcer una masa quebrada, que no se tarda mucho, pero yo he usado una comprada por aquello de las prisas y el estrés que os decía…

-Unos trozos de brécol.

-Unas nueces, con cuatro o cinco bastará.

-Una cebolla, un puerro y dos zanahorias.

-Un bote de nata líquida y queso rallado.

-Tres huevos.

Manos a la obra:

Vamos a empezar por la brécol -o brócoli, que creo que ya está a punto de ser aceptado por la RAE-: La podemos hacer al vapor o hervida con sal, pero sin pasarnos, que quede al dente. Cuando esté, reservamos unas ramitas monas.

Ahora el sofrito: Picamos media cebolla y el puerro bien limpio y los ponemos a pochar con una cucharada de aceite y una pizca de sal. Cuando ya casi esté le añadimos las nueces picadas y le damos un par de vueltas. Sacamos del fuego y reservamos.

La zanahoria simplemente la rallamos y la pondremos en crudo.

Quiche de brócoli

Quiche de brócoli

Vamos con la base: Colocamos la masa en una bandeja de horno redonda (yo suelo utilizar el truco de poner papel de horno en el fondo para que no dé problemas al desmoldarla), cortamos la masa sobrante de la bandeja con un cuchillo, pinchamos un poquito la base con la punta y la metemos al horno a 180 grados hasta que se haga un poco y coja colorcillo, sin pasarse, que luego hay que terminarla con el resto de ingredientes. Se le suele poner algo encima para que no se levante el fondo, pero yo hace tiempo que no lo hago y todavía me pregunto cuál es la diferencia.

Mientras se hace la masa mezclamos el resto de ingredientes: En un bol ponemos el sofrito de cebolla y puerro con nueces, la zanahoria rallada, la nata líquida, los tres huevos batidos y un pellizco de sal.

Sacamos la masa del horno, vertemos la mezcla y colocamos las ramitas de brécol como si fueran unos arbustillos por ahí diseminados. Lo espolvoreamos con queso rallado (el que nos guste, yo le puse mahonés, que le da un toque espectacular) y lo devolvemos al horno hasta que se dore, que serán unos quince o veinte minutos.

Se puede comer caliente, pero mejor templado o frío, y a cualquier hora. Da gustito llegar por la noche cansado y hambriento y encontrarse una quiche en la cocina…

Música:

Ayer se fue Ray Manzarek, así que no tengo elección, porque esos solos de órgano de los Doors los llevo marcados a fuego en la neurona. Es escuchar la entrada de ‘Light my fire’ y se me erizan los pelillos de la nuca. Pero hay muchas otras. Atención al solo que se marca Ray en este ‘Love me two times’ en la televisión danesa en 1968. Incendiario. Yo ya brindé anoche a su salud…

Anuncios
2 comentarios leave one →
  1. 10 de junio de 2013 9:38

    Acabo de descubrir este blog, y creo que me quedaré un tiempecito. ¡Enhorabuena!

    http://elcalderodenimue.wordpress.com/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: