Skip to content

Los canelones de la abuela

17 de mayo de 2013

canelones de mamá 1

En cada familia hay varios platos de esos que cuando alguien pregunta ‘¿qué hay de comer?’ y se citan se escucha un generalizado gemido de aprobación. De mi casa podría citar la paella, las judías pintas con chorizo, las croquetas, los calamares en su tinta o las sopas de pan que ya publiqué aquí hace tiempo. Todos ellos llevaban antes el apellido ‘de mamá’ –las judías de mamá, las croquetas de mamá, etc–, pero con el paso de los años y las generaciones se han convertido en los calamares ‘de la abuela’ o la paella ‘de la abuela’. Este es otro de esos clásicos, llamado ya desde hace tiempo los canelones de la abuela.

Ingredientes para cuatro personas:

-Un paquete de 20 canelones (en mi casa siempre han sido Del Castillo, pero para hacer estos no los encontré).

-Para la salsa: Cuatro tomates maduros, una cebolla, medio pimiento verde y medio rojo.

-Para la bechamel: Aceite de oliva, harina y leche.

-Para el relleno: tres latas de atún, un par de cucharadas de paté y dos huevos.

-Queso para gratinar y unas hojitas de albahaca para darle un toque.

canelones de mamá 3

Receta:

Uno de esos momentos alquímicos que recuerdo de pequeño en la cocina es ver a mi madre haciendo canelones: el blup blup de la salsa, las placas cocidas extendidas sobre un paño limpio, el amor para enrollar cada pieza… Mi madre siempre ha hecho los canelones rellenos de atún y paté y aunque nunca le he pedido la receta concreta, me he permitido hacer una recreación con algunas licencias…

Empezaremos por la salsa: Picamos muy fina la cebolla y los pimientos y los vamos sofriendo con tres cucharadas de aceite de oliva a fuego suave con una pizca de sal. Pelamos, quitamos las semillas y picamos los tomates y los añadimos al sofrito cuando la cebolla esté transparente y cocinamos hasta que queda una salsa de tomate ligada aunque un poco basta. Hay quien le pone a la salsa una cucharada de azúcar, yo la prefiero un poco más ácida. Allá cada cual.

Mientras, cocemos los huevos y los dejamos enfriar.

Vamos con los canelones: Ponemos la olla al fuego con agua abundante, sal y un chorro de aceite. Cuando hierve vamos echando las placas de pasta una a una y cada una por un lado de la olla para que no se peguen, que son muy pendencieras. Cocemos el tiempo que indique la caja para que queden al dente. Mientras cuecen las movemos de vez en cuando con mucho cuidado, para que no se rompan. De todas formas siempre conviene echar alguna de más para evitar luego el llanto y el crujir de dientes. Cuando estén cocidas las sacamos con mucho cuidado y las extendemos cobre paños limpios para que se sequen un poco y se enfríen.

Y el relleno: Echamos en un bol las tres latas de atún escurridas, una media tarrina de paté -a mí me gusta al Oporto- y los dos huevos cocidos y picados y lo removemos bien con el tenedor. Luego mezclamos con la salsa, probamos y rectificamos de sal, de azúcar o de lo que haga falta.

Hacemos una bechamel sencilla, con un par de cucharadas de aceite en la sartén, cocinamos un poquito una cucharada de harina removiendo muy bien con las varillas y vamos añadiendo leche y una pizca de sal. Luego dejamos reducir un rato al fuego hasta que nos queda una textura suave y deja de saber a harina.

Redoble, que llega el momento: Cubrimos de bechamel el fondo de la fuente de horno. Sobre una tabla vamos poniendo las placas una a una, las rellenamos y las vamos colocando en perfecta formación en la fuente. Cuando estén todos los canelones formados como para un desfile en la fuente los napamos con el resto de la bechamel y espolvoreamos todo el queso que nos apetezca por encima y unas hojitas de albahaca picadas.

Al horno, que hemos precalentado a 180 grados, a ojo, hasta que se doren los canelones. Los gemidos y hasta los aplausos al llegar a la mesa están casi garantizados.

(Nota: Algunas partes de este plato se pueden simplificar, poniendo la salsa de tomate de bote o la bechamel de brick, si no tienes una mañana entera para cocinar).

Música:

Hoy sí que van íntimamente ligados el plato y su acompañamiento musical. El ‘Led Zeppelin IV’ era el disco preferido de mi padre y durante mi infancia los colores verde y naranja de Atlantic dieron miles de vueltas en el tocadiscos. ‘Stairway to heaven’ fue la primera canción que aprendí en inglés, copié la letra primorosamente sobre un folio con caracteres góticos y la colgué con chinchetas en la pared de mi habitación entre el cartel de la película ‘Sid & Nancy’ y el poster que regalaban con el ‘Hotel California’ de los Eagles -extraña mezcla, soy consciente, pero la adolescencia es lo que tiene-. Pero si una canción de ese disco me trae un recuerdo entrañable, esa es ‘Rock and roll’, que fue con la que mi tía Angelita me pilló una tarde saltando en calzoncillos sobre el sofá, imitando los punteos de Jimmy Page con una raqueta de tenis. Hoy se la dedico a Vero, que es su cumple.

Anuncios
5 comentarios leave one →
  1. Veroxs permalink
    17 de mayo de 2013 10:21

    Gracias por la dedicatoria! Un besazo!

  2. Susana permalink
    17 de mayo de 2013 13:51

    De jovencita, en Madrid, hacía cenelones y lasaña y me salía riquísimo. De pronto me empecé a cardar el pelo y a poner botas gordas negras y a escuchar música rara 🙂 y dejé de hacerlos. No los he vuelto a hacer y ya pinto canas…Creo que va siendo hora de volver a hacerlos. Probaré “la receta de la, ahora, abuela”.

    Un pequeño truco que me dieron hace tiempo y funciona de maravilla para quien quiera quitar el ácido a una salsa de tomate: añadir una pizquita de curry. Poco, para que ni pique, ni se note. Por lo visto hace una reacción química que anula la acidez. Lo llevo haciendo años y funciona.

    • 17 de mayo de 2013 17:45

      Ahora que ya no llevas botas gordas y negras ya no tienes excusa. Gracias por el consejo

  3. 17 de mayo de 2013 21:11

    Pues tienes razón, una canelonada es triunfo seguro. Que sí, que mucho sushi y muchas virguerías pero te ponen unos canelones y lo recuerdas décadas.

    Con el frío que hace creo que voy a invitar a unos amigos a éstos, mira tú!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: