Skip to content

Cocina Indie vs Cocina Punk

27 de noviembre de 2012

Supongo que no es necesario explicar la sensación, a todo el mundo le ha pasado alguna vez, de salir de tu librería favorita con unos comics debajo del brazo y que un libro te guiñe el ojo desde una estantería. A mí me pasó la semana pasada. Me acerqué y estaba en la balda de los libros de cocina, esa que ahora se la llenado de cajas, porque casi ya no quedan recetarios con los que no te regalen algún instrumento, cacharro o molde cocinero. Este venía mondo y lirondo y sí, me hacía morritos a lo PJ Harvey, así que lo cogí entre mis manos y leí la portada: ‘Cocina Indie. Recetas, dibujos y discos para gente diferente’. “Ayvé, cocina y música, lo que yo hago”. Me lo llevé a casa, claro.

‘Cocina Indie’ es un libro de recetas muy divertido. Cada una está acompañada por un disco y los textos del periodista -y galerista, ojo- Mario Suárez van mezclando con gracia la experiencia en la cocina con la música hasta conseguir que las canciones, que las letras, sean un ingrediente más de los platos. Los elabora con total sencillez mientras nos habla de los grupos, de los colegas gorrones que le han llenado la casa, del gazpacho fresquito que preparó para las calurosas tardes de un festival o hasta de su tía Carmen, la del pueblo, preparando la pipirrana.

Podemos encontrar todo tipo de platos, aunque el libro está estructurado  en tres partes: EP, de picoteo; LP, los platos fuertes, y Singles, para los postres y los cócteles, además de un glosario básico muy útil con tipos de cortes, salsas o instrumentos de cocina.

Mención aparte, claro, merecen las ilustraciones de Ricardo Cavolo, un joven artista bregado como ilustrador en el mundo de la música, que da en el clavo con sus dibujos sencillos, coloristas y llenos de humor, maridaje perfecto (esa expresión tan poco punk) con las recetas y que tan pronto dan vida a un ‘Bavarois surfero’ como le ponen pimienta y queso al mismísimo Alex Kapranos en los ‘Noodles con pollo y curry para Franz Ferdinand’.

En el libro, ideal para leer así un poco a salto de mata, según nos lo pidan las glándulas salivares, hay mucha música, pero para terminar con esto os voy a poner la de la primera receta, porque fue la primera que me sorprendió: ‘Numbers don’t lie’ de los Mynabirds, con Laura Burhenn y su pelo amarillo limón invitada a comer:

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: