Skip to content

Croquetas de pollo asado y piquillos

2 de noviembre de 2012

Me largo de vacaciones un par de semanas y no creo yo que esté por la labor de escribir recetas, pero para tan larga espera dejo de recuerdo unas hermosas croquetas, que siempre tienen éxito entre los seguidores de este bloc de cocina a salto de mata. En este caso con los restos de un pollo asado. Buen provecho.

Ingredientes:

-Pollo, unos restos de uno asado del día anterior.

-Una lata pequeña de pimientos del piquillo asados.

-Un poco de perejil.

-Para la masa: Harina, leche, aceite y mantequilla.

-Para el rebozado: Harina, huevo y pan rallado.

Receta:

Supongo que estaréis fritos de ver recetas de croquetas, yo he escrito varias y el proceso es siempre muy parecido, aunque es absolutamente necesario explicarlo. Paciencia.

A mí me gusta hacerlas en una olla de hierro, de las que pesan y no se pegan, pero eso es a gusto del cocinero.

Ya sé que lo de las cantidades a ojo os escama, así que la última vez hice el siguiente cálculo aproximado: Para entre dos docenas o dos y media de croquetas, la medida es un vaso –de los normales de agua– de harina y tres cuartos de litro de leche -lo que pida, en realidad-.

Ponemos en la olla un taco de mantequilla y un par de cucharadas de aceite de oliva y derretimos la mantequilla mientras se calienta. Entonces añadimos la harina y mezclamos moviendo enérgicamente con unas varillas. Empezamos a echar la leche poco a poco mientras meneamos hasta que la bechamel toma consistencia y dejamos que cueza a fuego lento.

Mientras, picamos el pollo asado en daditos y también los piquillos y unas hojas de perejil.

Cuando la bechamel lleva un rato cociendo añadimos el pollo picado y varias cucharadas de la salsa del asado para que le dé sabor. Después le toca el turno a los piquillos picados y al perejil. El rollo de las croquetas es que hay que mover mucho la masa. Darle vueltas y vueltas con amor mientras cuece, así que es fundamental armarse de paciencia y buena música.

Cuando puedes pasar la cuchara de parte a parte por el fondo de la olla y se ve toda la línea es que la masa está a punto. La sacamos a una fuente y la dejamos enfriar lejos del alcance de los gatos.

El proceso de rebozado es el mismo que he contado otras veces: Organizamos una cadena de montaje de la siguiente forma: La fuente con la masa, un plato con harina, otro con un par de huevos batidos, uno más con pan rallado y otra fuente para sacar las croquetas. Vamos cogiendo pegotes de masa con una cuchara sopera y nos ayudamos con otra para darles forma. Las echamos en la harina-las rebozamos-las sacudimos-al huevo-dos vueltas-al pan rallado-rebozamos bien y terminamos de dar forma con las manos y ya están.

Freímos siempre con abundante aceite y bien caliente para que no se rompan. Solo dorarlas, no carbonizarlas. Y servimos con algo fresco, una ensaladita. Los piquillos les dan a estas un toque picantillo que espero que os guste. Hasta la vuelta de vacaciones.

Como decía más arriba, para hacer unas buenas croquetas es necesario mucho amor y buena música. Para estas me parece que viene al pelo el gran Little Bob, redescubierto por mí hace poco por culpa de la peli ‘Le Havre’, de Aki Kaurismaki, en la que hace un derroche de elegancia y saber estar sobre un escenario. Muy recomendables Little Bob, la película -un maravilloso cuento sobre las relaciones personales por encima de edades, colores y condiciones- y las croquetas. Aquí os dejo el enlace de su concierto cinematográfico:

Y aquí una versión del ‘Hush’ de Joe South hace unos años.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: