Skip to content

Crema de calabaza y queso (y miso)

9 de octubre de 2012

El miso lo he puesto entre paréntesis porque es opcional, para que nadie se queje de los ingredientes extraños. La crema está muy buena sin más, pero el miso le aporta un toque diferente, para no hacerla siempre igual, vamos. Para los que no lo conozcan, el miso es una pasta de soja fermentada muy habitual en la cocina japonesa. Es muy importante que no hierva.

Ingredientes:

-Una calabaza de esas pequeñas tan monas o tres o cuatro trozos de una calabaza grande (sobre medio kilo)

-Una patata, una cebolla y un puerro.

-Queso crema light.

-Hatcho miso de cultivo ecológico.

-Pipas de calabaza, de girasol, nueces, sésamo… las semillas y frutos secos que tengamos en casa.

Receta:

Vamos a hacerla de una forma muy sencilla. Pelamos y Cortamos la calabaza y el resto de verduras en dados grandes. Ponemos a calentar tres cucharadas de aceite y una de mantequilla en una cazuela y echamos la cebolla y el puerro y dos pellizcos de sal. Rehogamos a fuego suave y cuando la cebolla esté transparente añadimos la calabaza y la patata. Le damos unas vueltas y lo cubrimos con agua.

Dejamos cocer suavemente hasta que la patata y la calabaza estén cocidas (una media hora). Sacamos buena parte del caldo con el cacillo. Llenamos un vaso hasta la mitad y el resto en otro o en una jarra (esto lo hacemos porque es conveniente que al empezar a batir las verduras la crema quede espesa. Luego iremos añadiendo caldo de la jarra hasta ponerla a nuestro gusto. Mejor espesa que clara, que luego ya no tiene solución).

Opción con miso: En el vaso hasta la mitad de caldo echamos una nuez de miso mientras aún está caliente y lo batimos bien con un tenedor hasta deshacerlo. Si el miso hierve pierde sus propiedades, así que lo devolveremos a la crema justo al final del proceso.

Para hacer la crema, sacamos las verduras cocidas a una jarra o un vaso de batidora y batimos con energía. Añadimos dos cucharadas de queso crema light (para no sumar más grasa) y seguimos batiendo hasta que quede la crema bien fina. Vamos echando caldo hasta que el espesor esté a nuestro gusto y el miso justo al final. Ya está listo.

Para decorar hacemos un muesli, o picadillo más castizo, con las pipas de calabaza, nueces, pipas de girasol y el sésamo. Es una cena riquísima y muy ligera.

Ligero y sabroso es también el tercer disco de Laura Gibson, ‘La Grande’. La cantante de Portland tiene una voz cálida y preciosa que a veces parece que va a romperse y sus canciones airean aromas country y folk y unos ambientes soñadores. En la línea de las cantantes frikifolkis americanas de última hornada, que tanto me gustan. Muy recomendable.

y un poco en acústico:

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: