Skip to content

Tortilla de chorizo en Peñalara

16 de julio de 2012

No puedo garantizar que esta tortilla esté buena, porque es sabido que cualquier comida en la montaña sabe mucho mejor y que si se trata de tortilla o filetes empanados el placer se multiplica. De todas formas, he de decir que a mis compañeros en esta ruta montañera, Gabi y Roberto, y a mí nos supo a gloria tras coronar las dos cumbres más altas de la Sierra de Guadarrama -Peñalara (2.420 metros) y el Risco de los Claveles (2.388 metros)- e iniciar el descenso entre ariscos pedregales. Nos la comimos a la sombra de unos pinos en el Puerto de los Neveros, a 1.900 metros de altitud, camino de Valsaín. En el horizonte, el palacio de La Granja, Segovia, el río Eresma y el embalse de Pontón Alto.

Ingredientes:

– Una patata por persona o, en este caso, dos enormes patatas nuevas.

– Cuatro huevos.

– Una cebolla dulce.

– Un trozo de chorizo de asar de pueblo (en este caso de mi pueblo, Cercedilla, de la carnicería de Félix).

Receta:

Como la haremos al microondas, la receta es básicamente la misma que la de la tortilla rellena, pero sin relleno, claro. Fileteamos las patatas y la cebolla y las metemos veinte minutos en el microondas a máxima potencia (o hasta que estén tiernas, que depende de la máquina) con un puñadito de sal y una cucharada de aceite de oliva.

Sacamos y removemos dos o tres veces durante este tiempo, para que se hagan todas por igual, y cuando queden cinco minutos añadimos el chorizo bien picado para que vaya dando sabor a la mezcla.

Cuando estén las patatas las sacamos del horno, dejamos que se enfríen un poco y las echamos a un bol donde habremos batido cuatro huevos frescos. Vertemos en la sartén precalentada con una cucharada de aceite y hacemos a fuego medio-fuerte unos cinco minutos por cada lado. Tiene que quedar bien cuajada, que va a viajar por esos montes en una tartera y no queremos que se desintegre, pero no seca. La mochila olerá a gloria.

Como ya he hecho 2.500 kilómetros en coche en el último mes puedo decir sin temor a equivocarme que la canción del verano es ‘Automáticamente’, del disco ‘Hipotenusa’ de Luis Brea, que ha sonado cientos de veces por esas carreteras. Cuando se dispara ese bajo no puedo evitar ponerme a cantar. ‘Como no puedo ser bueno/ni inteligente/me dedico a ser malo/sistemáticamente’:

O en versión acoustic-water

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: